Caramba con la crisis

A un hombre de unos 70 años, muy avejentado, le está entrevistando un periodista en plena calle.

Y digame... ¿Cómo están las cosas desde que volvió a España y ahora?

Mire soy hijo de exiliados. Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pude volver a España por culpa de Franco. A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo. Mi madre estuvo muchos años en silla de ruedas.

Ahora tengo 70 años. Hace unos meses me sacaron el 30 % de un pulmón.

Mi mujer es inmigrante. Tengo tres hijos con ella, ya mayores.

De los tres sólo trabaja una, la del medio... pero no cobra nada.

Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.

La mayor de mis hijas se acaba de divorciar.

Mi yerno se daba a las drogas y al alcohol y la ha dejado con dos niños.

El pequeño de mis hijos aún no se ha ido de casa y además se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros.

Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero desde que vino a mi casa ya no hace nada.

Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo.

Y para colmo este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones y si me apuras... ni pude celebrar, apropiadamente, que España ha ganado el Mundial.
 
El periodista pone los ojos muy redondos y comenta:

¡Pero Majestad... No creo que su situación sea tan mala!

El Bautismo


Un borracho ve a un grupo de "bautistas" dentro de un río practicando el rito del Bautismo  -temerario por su estado- entra dando traspiés al río, se acerca al predicador y se queda a su lado.

Entonces el predicador se gira, ve al viejo borracho y le pregunta:

  • Señor, ¿está usted preparado para encontrar a Jesús?

El borracho se da la vuelta y dice:

  • Hummm... si, no tengo miedo al agua.

El predicador, entonces, lo sujeta y lo sumerge  dentro del agua, lo vuelve a sacar y le pregunta:

  • ¿Ha encontrado a Jesús?
  • ¡Ahhhhh!  No....no  -responde el borracho.

El predicador lo vuelve a sumergir un poco más de tiempo y cuando lo saca le pregunta:

  • Y, ahora, hermano. ¿Has encontrado a Jesús?.
  • ¡Uyyyy! No... no... – vuelve a responder el borracho.

Enfadado, el pastor lo agarra, sumerge la cabeza dentro del agua, durante casi un minuto, y enojado le pregunta otra vez:

  • ¡Por la gracia de Dios! ¿Has encontrado a Jesús ya?

El viejo borracho se seca los ojos y medio ahogado le dice:

  • ¡No¡ ¿Está seguro que se cayó por aquí? Porque allá abajo, no hay nada.

El Muro de los lamentos


Una reportera de CNN escuchó hablar de un viejito judío, que había estado yendo a orar al Muro de los Lamentos en Jerusalén por mucho tiempo, todos los días, dos veces por día...
Lo observó fijamente,mientras oraba.
Después de 45 minutos, cuando el viejito se estaba por ir, ella se acercó para hacerle una entrevista.

  • Discúlpeme, señor. Soy Rebecca Smith, reportera de CNN, ¿Cuál es su nombre?
  • Moshe Cohen, respondió el hombre.
  • Por cuánto tiempo ha venido Ud, señor, al Muro de los Lamentos?"
  • Por alrededor de 60 años"
  • ¡60 años! ¡ Es asombroso! ¿Y por quién ó por qué reza?
  • Rezo por la paz entre Cristianos, Judíos y Musulmanes.
  • Rezo porque terminen todas las guerras y los odios entre la gente.
  • Rezo para que los niños crezcan como adultos responsables, amando a sus semejantes
  • ¿Y cómo se siente Ud. tras estos 60 años?
  • ¡Como si le hubiera estado hablando a una pared!

Velocidad femenina


Una mujer va entrando a un motel con su amante y, de pronto, ve saliendo al esposo con otra y ella le GRITA:

¡Guacho, mal parido! ...te agarré y, para que no te niegues, me traje un testigo.

Cansado de ser bueno...


El loro del Titanic

En la última noche del Titanic, un mago estaba brindando un espectáculo de magia. Comenzó su número e hizo desaparecer su sombrero.

En eso un loro atrás del auditorio comienza a gritar: ¡Lo tiene detrás de él! ¡Lo tiene detrás de él!

El mago molesto continúa con su número y hace desaparecer un conejo.

Y el loro grita: ¡Lo tiene debajo de la mesa! ¡Lo tiene debajo de la mesa!

Y así, durante todo el número, el loro jodió y jodió al pobre mago.

Pero, justo después del espectáculo, como todos sabemos, el crucero choca con un iceberg y se hunde.

El loro y el mago se salvan, quedando a la deriva solos en el mismo bote. Pasaron muchos días sin que ninguno se hablara.

De pronto el loro habló y le dijo al mago: Dale boludo, me rindo. ¿Dónde mierda pusiste el barco?

Así se hace

Hassan es un comerciante que vende colchones y ropa interior. Un día le  dice a su mujer: Amor vendí 3 colchones y 20 calzones ¡Hice $500!
 
A lo que la esposa responde: Yo con 1 colchón y sin calzón ¡Hice $7.000!
 
¡Ponete las pilas HASSAN!

Maldición


Señor brujo, dice un hombre, quisiera saber si usted puede deshacer una maldición que me fue echada hace unos años.

El brujo le dice:

- ¡Claro que puedo! Pero necesito saber las palabras exactas que fueron utilizadas en la maldición para poder preparar el conjuro...

El hombre contesta, sin titubear: "Yo los declaro, marido y mujer".

El brujo se queda pensando, por un rato, y le dice:
                                                                                                                                   
¡Jo... esa no es una maldición, eso fue una condena!

Envíado por Maria M.

Los Kollas y Obama

Enviada por nuestro amigo Alfonso desde el país del norte.

El Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barac Obama, ha oído hablar tanto de los KOLLAS, que su primera decisión es invitar a un grupo de ellos a que visiten los Estados Unidos.

Manda su propio avión a recogerlos y preparan un gran recibimiento en el hangar presidencial, en donde colocan un gran foro, con banda, alfombra y pancartas dando la bienvenida a los kollas.

Al llegar el avión, la banda empieza a tocar, los coros a cantar, se abre la puerta del avión, se asoma la azafata y...nada, que no bajan los invitados.

El presidente, descontrolado porque no bajan, manda a su secretario a investigar.

Va el secretario y regresa, luego, con el presidente y le dice: "Señor, los kollas no quieren bajar porque tienen miedo que Well se los coma..."

El presidente no entiende nada y le dice: "y quien es Well?"

Regresa el secretario y le dice al jefe de la delegación: Pregunta el Presidente ¿Quién es Well?

Y el jefe de la delegación le dice: Pues no sé, pero allí, en esa pancarta, dice:

"WELL COME KOLLAS"

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...