La Azafata

Un pasajero es recibido en la cabina de Primera Clase de un Boeing 777 por una bellísima azafata que le ofrece una copa de champaña.

¿Cuál es su nombre señorita? ...si no es indiscreción.

Mercedes señor responde ella.

¡Humm, qué lindo nombre.! ¿Alguna relación con Mercedes Benz? Pregunta él coquetamente.

Sí señor, el mismo precio.

¿Qué es el sexo?

Amiga, estoy confundida ¿podrías decirme qué es el sexo?

El sexo, es tener un hombre que te invite a cenar, te lleve a una cabaña,  y que además te dé $ 100,000 al mes.

Y... ¿qué es el super sexo?

El super sexo, es tener un hombre montado en una 4x4, que te lleve a su  departamento, te prepare un cocktail con mariscos, abra una botella de champán  y encima, además, te dé $ 500,000 mensuales.

¡Oh, qué bien...! Y ¿qué es el amor?

El amor ¡es una tomada de pelo que inventaron los pobres para tener sexo gratis!

Amoroso psiconálisis

Un hombre conoce a una psicóloga en una fiesta. El flechazo es inmediato. Y tras la charla habitual, él consigue llevarla a su apartamento. Copas van, baile, caricias vienen y finalmente él inicia un avance... es fogoso:

EL: Ven para acá, déjame besarte el cuello...

ELLA: ¡Qué libidinoso estás!

EL: ¡Es que eres una belleza y me vuelves loco, mi potra!

ELLA: ¿Potra? ¿Te gusta copular con equinos?... ¡Zoofílico!

EL: Pero no. Es una forma de decir que estás buenísima, mamita...

ELLA: ¿Mamita? ¿Acaso me estás usando para resolver tu complejo de Edipo?

EL: Quiero decir que me encantas, que eres divina.

ELLA: ¿Divina? ¿tienes fijaciones religiosas? Para que sepas, la idealización o endiosamiento de la pareja es un claro síntoma neurótico.

EL: ¡Basta! ¡Me tienes harto con tu mierda psicologísta!

ELLA: ¿Mierda? ¡Así que tu fijación es en la etapa anal, eh!. ¿Ahora sodomita?

EL: ¡Corta, corta por favor!

ELLA: ¿Corta? ¿Entonces estás inseguro de tu pene? ¿Es eso?

EL: ¡Que acabes ya!

ELLA: Ya sé, eres un eyaculador precoz...

EL: Si sigues con esto te juro que te cojo a patadas

ELLA: Tenía razón, desde el principio sospeché que eras un sádico.

EL: (llorando) ¡Basta! ¡Te lo ruego! ¡Me vuelves loco!

ELLA: mmm... y también masoquista, muy típico.

EL:(agarrándola por el cuello) ¡Me tienes jodido! ¡Te voy a matar!

ELLA: Agghh... Y... encima...psicópata...Agghh...

EL: (soltándola) ¡No me persigas más con toda ese palabrería! ¡Por favor, no me persigas más!

ELLA: Entiendo... paranoico y con delirio de persecución...

EL: ¡No! No! ¡Lárgate! ¡Prefiero estar solo!

ELLA: ¿Sólo? entonces.... ¡tus problemas principales son la masturbación y/o el autoerotismo!

EL: (con los ojos desorbitados) ¡Socorroooooo! ¡Policía! ¡Policíaaaaaaa!

ELLA: ¿Era eso? ¡querías un tipo vestido de policía! ¡Y diste todas estas vueltas para decirme que eres maricón y fetichista?

EL: Aaayyyyyyyyyyy.... (arrojándose por la ventana)

ELLA: Ajá... me lo temía, ¡doble personalidad, bipolar, depresivo severo y con intentos suicidas el hijueputa...!

Test visual

En las siguientes imágenes usted podrá reconocer una expresión facial muy sugestiva...

Basado en la expresión de ellas, ¿tiene usted una idea de lo qué están haciendo estas mujeres?


Ellas están a punto de... estornudar.


...y usted, necesita ayuda psicológica.

Mensaje subliminal

Llegué muy tarde anoche a casa​.

Mi mujer me habia dejado un "mensaje" en la cocina. Cuando lo vi le juré que jamás, que nunca más llegaría tarde.

 

Consejo

En una cátedra de la carrera de Derecho le dice el catedrático a los estudiantes:

"Hijos míos, recuerden que cuando sean abogados, los casos a veces se ganan y a veces se pierden, pero siempre se cobran".

Abajo el juez

En un juicio público, el juez advierte a la sala: ¡Silencio! Les advierto que como vuelva a oír "abajo el juez" les echo a la calle.

¡Abajo el juez! Se oye de nuevo.

Y el juez exclama: La advertencia no lo incluye a usted, señor acusado.

Tenía hambre

Pregunta el juez al acusado: ¿Así que robó las barras de pan porque tenía hambre?

- Sí señor juez.

- ¿Y por qué además se llevó el dinero que había en la caja?

- Porque no sólo de pan vive el hombre.

Relajante muscular

Pancho va a la farmacia: Señor: Deme por favor, tres Viagras que van tres mujeres pa mi casa y quiero disfrutar toda la noche.

Al otro día regresa y solicita: Por favor, deme tres relajantes musculares.

El vendedor dice: ¿Pa' las mujeres?

No, no, pa' mi brazo... ¡Esas hijueputas no fueron!

Terapia de grupo

Cuatro pacientes están reunidos con el terapeuta y éste les pide para iniciar la sesión, que se presenten, digan cual es su actividad y comenten por qué la tienen.

El primero dice: Me llamo Paco, soy médico porque me gusta que la gente esté sana.

El segundo dice: Me llamo Ángel. Soy arquitecto porque me gusta que la gente viva en casas bonitas.

La tercera dice: Me llamo María y soy lesbiana. Soy lesbiana porque me gustan los senos, los glúteos y me enloquece tener sexo con mujeres.

El cuarto con los ojos bien abiertos, dice: Soy Manolo y hasta hace unos minutos, estaba convencido que era albañil, pero... ¡acabo de descubrir que soy lesbiana!.

Alcoholemia

Un señor viaja en su coche por una ruta de España con una borrachera impresionante y lo paran en un control de alcoholemia:
  • ¿Señor, ¿ha bebido usted?
  • Pues sí, oficial. Esta mañana se casaba mi sobrina y como a mí no me gustan las misas, me fui al bar y me he bebido unas cuantas cervezas. Luego, en el banquete, me he zampado tres botellas de Malbec, y por la noche en la celebración me he clavado dos botellas de Johnnie Walker etiqueta negra...
  • ¿Y usted sabe que yo soy policía y que esto es un control de alcoholemia?
  • ¡Claro!, ¿Y usted sabe que éste es un coche inglés, que el volante está al otro lado, y que lo viene conduciendo mi mujer?...

Hilo dental

  • Abuelo ¿qué te dijo el dentista?
  • Que usara hilo dental
  • ¿Y cómo te sientes?
  • Los huevos se me salen pero, no sabes ¡qué frescas traigo las nalgas!


Tapita Bic

La madre, desesperada, pregunta al médico:

  • ¿Qué pasó con ella, doctor?
  • Su hija está con el clítoris igual a una tapita de pluma bic!
  • ¿Azul, doctor?
  • No, todo mordido.

Sin dudar

Dos viejitos conversando:
  • ¿prefieres el sexo o la Navidad?
  • ¡El sexo, claro! Navidad hay todos los años, y ya aburre.

Viejito millonario

El  médico atiende a un viejito millonario que había comenzado a usar un revolucionario aparato de audición:

  • Y entonces, señor Almeida, ¿le gusta su nuevo aparato?
  • Si, es muy bueno.
  • ¿Y a su familia le gustó?
  • Todavía no le conté a nadie, pero ya cambié mi testamento tres veces.

Ya basta

En el consultorio, fin de tarde, el médico da la pésima noticia: Ud. señora, tiene seis horas de vida.

Desesperada, la mujer corre para casa y le cuenta todo al marido. Los dos deciden gastar el tiempo que resta de vida de ella, haciendo el amor.

Lo hacen una vez, ella pide repetir. Lo hacen de nuevo, ella pide más. Después de la tercera vez, ella quiere de nuevo.

Y el marido responde: ¡Ah, no, ya basta! Yo mañana, me tengo que levantar temprano... ¡y tu no!

Náufragos

Eran tres náufragos: un norteamericano, un argentino y un paceño. Llevaban cinco días en alta mar arriba de un pequeño bote, sin agua y sin alimentos.

Al sexto día, el gringo desesperado comentó a los otros dos:

-"Ya no aguanto más, yo no quiero morir de hambre" y valientemente sacó un cuchillo, se bajó el pantalón y se arrancó un pedazo de nalga y les dice al argentino y al colla, tengan un pedazo y piensen que es un gran churrasco; los tres comieron y calmaron su hambre.

Al siguiente día, se para valientemente el argentino, casi enloquecido y grita:

-"¡Hoy comeremos pernil!" Se levantó el pantalón, se rebanó un pedazo del muslo y lo compartió entre los tres.

Entrada la noche, el paceño no sabía qué hacer porque ahora le tocaba a él arrancarse un  pedazo de su cuerpo para que cenaran; tomó valor, se levantó, empezó a bajar el cierre de su pantalón y sacó el pene.
Cuando el gringo lo vio, gritó emocionadamente: -"¡¡¡Oh, comeremos hot dogs!!!"

A lo que el natural de Chuquiago les contestó:

"¡No señores, mamadera y a la cama...!"

Chequeo médico

Un gallego de unos 45 años va a Madrid para hacerse un chequeo general:

Médico: - ¿Qué tal come?

Gallego: - Normal.

Médico: - ¿Qué es para usted normal?

Gallego: - Como tres veces al día; alimentos equilibrados y con pocas grasas.

Médico: - Muy bien, ¿Y de ejercicio físico?

Gallego: - Normal.

Médico: - ¿Qué es para usted normal?

Gallego: - Dos o tres veces por semana juego al fútbol y suelo desplazarme en bicicleta.

Médico: - Muy bien, ¿Y de sexo?

Gallego: - Normal.

Médico: - ¿Qué es para usted normal?

Gallego: - Una o dos veces al mes.

Médico: - Bueno, eso no me parece muy normal. A su edad lo normal sería una o dos veces por semana...

Gallego: - Sí, para usted que es médico en Madrid, pero no para mi ¡Qué soy cura en Galicia!

Sabiduría de monjes

Un tipo estaba de viaje por la India y decide pedir alojamiento en un templo de monjes. Al visitante le asignaron una habitación que tenía tres ventanas.

Por la primera, vio a todos los monjes desnudos con el pene sobre una gran mesa.

Por la segunda, vio a una hermosa mujer desnuda acostada en una cama.

Por la tercera, vio a un monje colgado de una soga, ahorcado.

El hombre se quedó intrigado y preguntó a uno de los monjes sobre lo que vio. El monje le contestó: En la primera ventana viste una ceremonia que hacemos todos los lamas y consiste en colocarnos desnudos con el pene sobre una gran mesa, luego soltamos una mosca y en el pene donde la mosca se pose, es el ganador para pasar la noche con la hermosa mujer que viste en la segunda ventana.

Y entonces... ¿Quién era el ahorcado?

Ese era un @#$%&* que ganaba siempre, hasta que descubrimos que se lo untaba con miel.

Echando pinta


De lo que son capaces algunos, para (tratar de) impresionar cuando ven a una mujer guapa.














Receta infalible

La mujer va al médico con los ojos morados.

¿Qué le sucedió, señora? Preguntó el galeno.

Es que cuando mi esposo llega a casa borracho siempre me pega...

Hay una solución para eso, dice el médico, compre muchos caramelos de leche y cuando su marido entre a la casa borracho, métase 5 caramelos en la boca y comience a masticarlos lenta, pero muy lentamente.

Un mes después la mujer regresa  al consultorio:

Doctor, su recomendación resultó muy efectiva, cada vez que mi esposo ha llegado borracho me he comido los caramelos, los he masticado muy lentamente y nunca más me ha vuelto a golpear.

¡Qué bueno señora! ¿Vio la importancia de mantener la boca cerrada?

La cuchara

Ayer fui a un restaurante a celebrar una comida con los amiguetes y noté que el camarero que nos atendió, llevaba una cuchara en el bolsillo de su chaleco. Me pareció un poco extraño pero no le di mayor importancia.

Sin embargo, cuando el encargado nos trajo la carta, pude notar que él también tenía una cuchara en el bolsillo de su chaqueta, miré entonces alrededor del salón y vi que todos los camareros tenían una cuchara en sus chalecos.

Cuando el camarero regresó a tomar nota del pedido, le pregunté:
- ¿Por qué la cuchara?
- Bueno -me explicó- los dueños del restaurante contrataron a la consultora Andersen, expertos en eficiencia, con el objeto de revisar todos nuestros procesos.

Después de semanas de análisis estadísticos, concluyeron que a los clientes se les caía la cuchara un 73 % más frecuentemente que los otros cubiertos. Eso representa una frecuencia de caídas de 3 cucharas por hora y mesa.

Si nuestro personal se prepara para cubrir esta contingencia, podríamos reducir el numero de viajes a la cocina y ahorrar aproximadamente 0,5 horas-hombre por turno.
En el momento en que terminamos de hablar, escuché un sonido metálico en la mesa de atrás. Rápidamente, el camarero reemplazó la cuchara caída por la que llevaba en su chaleco, y me dijo:

- Cogeré otra cuchara cuando vaya a la cocina en lugar de hacer un viaje extra para buscarla ahora.

Me quedé impresionado.

- Gracias, le dije, me deja boquiabierto.
- No hay problema contestó, y continuó haciendo su trabajo.

Mientras todo el mundo hablaba y reía, continué curioseando a mi alrededor, y fue entonces cuando observé un fino hilo colgando de la bragueta de otro camarero.

Rápidamente, recorrí con la mirada el salón observando, con cierto esfuerzo visual, que todos los camareros llevaban el mismo hilo negro colgando de sus braguetas.

Mi curiosidad fue mayor entonces, y cuando el camarero se acercó a nuestra mesa le pregunté:

- Perdóneme, pero ¿por qué... eh... o para qué ese hilo?.
- ¡Oh sí!, contestó, y comenzó a hablarme en un tono más bajo, no mucha gente es tan observadora - me dijo, y continuó:

- La consultora de eficiencia de la que le hablé, encontró que nosotros también podíamos ahorrar tiempo en el baño.
- No me diga - respondí.
- Vea, - me dijo -, atando este fino hilo a la punta de nuestro, eh... de uno mismo, podemos sacarla sobre el water sin tocarnos y, de esa forma, eliminar la necesidad de lavarnos las manos, acortando el tiempo consumido en el baño en un 93%.
- !Que bien!  dije, eso tiene sentido.

Pero luego, pensando en el proceso, volví a preguntarle:

- Espere un momento. Si la cuerda le ayuda a sacarla, ¿como la vuelve a guardar sin tocarla?
- Bueno, me susurró. Yo no sé como lo harán los otros, pero yo uso la cuchara.

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...