Resfriado



Juan y María, dos jóvenes campesinos, paseaban por el campo.

María se detiene y le pregunta a Juan: - ¿Cómo sabe el potro cuándo "la yegua quiere"?

Responde Juan: - Por el olfato...

Juan y María siguen caminando y a poco andar, María se detiene de  nuevo y pregunta: - Juan... ¿Cómo sabe el perro cuando "la perra quiere"?

Responde Juan: - Por el olfato...

Metros más adelante, María vuelve a preguntar: -Juan. ¿Cómo sabe el toro, cuando "la vaca quiere"?

Responde Juan, muy pacientemente: - María, ya te he dicho que por el olfato...

Después de esperar un rato y mirarlo tierna y fijamente a los ojos,  María le pregunta: - Y tú, Juan.... ¿Eres maricón o estás resfriado?

Pregunta de madre


La madre americana encuentra una lata de cerveza en la cartera de su hija y se pregunta para sí misma: ¿Será que mi hija anda bebiendo?

La madre italiana encuentra una caja de cigarrillos en la cartera de su hija y se cuestiona: ¿Será que mi hija está fumando?

La madre gallega encuentra un condón en la cartera de su hija, y se pregunta: ¡Dios mío! ¿Será que mi hija tiene pene?

El zancudo

La galleguita de 10 años. va a pescar con su padre y vuelve con el rostro golpeado.

La madre, asustada, pregunta:
  • Mijita linda, ¿qué sucedió?
  • Fue un zancudo mamá...
  • ¿Y te picó?
  • No tuvo tiempo, papá lo mató con el remo.

Es su problema

El esposo llama, desesperado y molesto, a la recepción del hotel: "Por favor vengan rápido que estoy teniendo una discusión con mi esposa y ella dice que va a saltar por la ventana”.


De la recepción le responden: - "Señor, ese es un asunto personal".


Y el esposo le dice: "Sí, hombre, pero la ventana de mierda no abre... ¡y eso ya es un problema de mantenimiento del hotel!"

Mendigos en Roma

Dos mendigos se sientan uno al lado del otro, en el frente de la Basílica en Roma. Uno, tiene una Cruz de madera grande delante de él, el otro, la Estrella de David.

La gente miraba deliberadamente a ambos mendigos, pero ponía dinero sólo en el tazón del mendigo con la Cruz.

Un Obispo que pasaba por ahí, miraba a la cantidad de personas que daban dinero al mendigo detrás de la Cruz, pero nada al mendigo de la Estrella de David.

Finalmente, el obispo le dice al mendigo de la Estrella de David: ¡Hijo, parece que no entiende! Este es un país católico, esta ciudad es la base del catolicismo mundial. Las personas nunca le darán dinero si usted se sienta allí con una Estrella de David, especialmente si está al lado de un mendigo con una Cruz. De hecho, probablemente muchos le darán a él, por contradecirle a usted.

El mendigo detrás de la Estrella de David, después de escuchar atentamente al Obispo, se vuelve al mendigo con la Cruz y le dice: Jacobo, ¡mira quien trata de enseñar Marketing a los hermanos Goldstein...!

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...