EL ESTAR JUBILADO...

La gente, que todavía trabaja, me pregunta a menudo qué carajo hago cada día, ahora que estoy jubilado...

Pues bien, les explico, por ejemplo el otro día fui al centro y entré en una tienda a recoger un mandado, sin tardar en la gestión ni cinco minutos.

Cuando salí, un policía estaba llenando una boleta por estacionamiento prohibido.

Rápidamente me acerqué a él y le dije:

  • ¡Escúcheme agente, sólo he tardado cinco minutos...!  Haría usted bien si hiciera un pequeño gesto para con los jubilados...

Me ignoró olímpicamente y continuó haciendo la boleta  de infracción.

La verdad es que me encapriché un poco y le dije que no tenía ni un poco de vergüenza. Me miró, fríamente, y empezó a rellenar otra boleta, alegando que, además, el coche llevaba los faroles en mal estado.

Entonces levanté la voz para decirle que me había percatado de que estaba tratando con el rey de los pacos pelotudos, que era un pelmazo y que no entendía cómo mierda dejan entrar a semejantes zopencos en la Policía.

Él acabó con la segunda boleta, la colocó debajo del limpiaparabrisas, y empezó con una tercera.

No me achiqué y estuve durante más de 20 minutos llamándole de todo... "menos cuate". Él, a cada insulto, respondía con una nueva boleta.

Cuando vi que el tema no daba para más, me fui a tomar un micro bastante satisfecho....  ¡Suerte que había ido sin auto....!

Es que, desde mi retiro, ensayo cada día cómo divertirme un poco. Es muy importante a mi edad -me aconsejó el médico- tener sanos pasatiempos que me alegren la vida...

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...