Genio pero sordo

Una linda mujer entra a un bar con una gran flor, hecha de papel de lija, en la mano. La deja a un costado de la mesa, se sienta y pide un café.

El mozo, con lógica curiosidad, le pregunta:
  • Disculpe, señorita, pero me llama la atención esa flor hecha de ese material. ¿De dónde sacó semejante adorno?
La mujer con cara de cansada, le responde:
  • Señor, me la dio un genio que encontré adentro de una botella...
El mozo empieza a reírse.
  • ¿Un genio en una botella? ¿Usted me vio cara de pelotudo...? ¿Piensa que me voy a creer eso...?
La mujer saca una botella de un bolso y, entregándosela al mozo, le dice: ¡Haga la prueba usted mismo...!

Incrédulo, el mozo frota la botella y aparece un genio y le dice: Tienes un deseo concedido.

El mozo sin pensar mucho dice: ¡Quiero un millón de pesos!

El genio vuelve a esconderse en la botella y, de pronto, el bar empieza a llenarse de quesos. Cientos, miles de quesos de todo tipo van apareciendo.

El mozo se desespera:
  • Pero... ¿Qué me entendió este genio idiota, es boludo o sordo? ¡Le dije PESOS, no QUESOS!
Entonces la mujer lo mira y le contesta:
  • ¿Y usted se pensaba que yo le había pedido una FLOR DE LIJA?

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...