Ojo en tinta

El marido, después de un viernes en el que se tomaron hasta el agua de la hielera:
  • Mi vida, perdóname por haber llegado de madrugada y con un ojo en tinta
  • No te preocupes mi cielo, responde ella, Al final de cuentas lo del ojo te sucedió cuando intentabas explicarme tu estado.

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...