Las uñitas


En la sala de un consultorio veterinario se encuentran dos perros: Un hermoso pastor alemán y un doberman, igualmente grande y bello.

El pastor le pregunta al doberman:
  • ¿Por qué estás aquí? 
  • Bueno, a mí me van a sacrificar...
  • ¡Mieerda! ¿Y por qué?
  • Bueno, el caso es que le mordí la manita a la bebita de mi dueño.
  • Oye, ese no es motivo... ¿Y no te pueden perdonar?
  • Lo que pasa es que la bebita tiene tres meses y casi le arranqué la mano.
  • ¡No jodas! ¿Por qué hiciste eso? 
  • No sé, simplemente sentí ganas de hacerlo...Pero dime, ¿por qué estás tú aquí?
  • Bueno, lo mío fue también cuestión de ganas....Me estaba bañando con mi dueño, él se agachó para  recoger el jabón, no me aguanté las ganas... me fui por detrás, lo sujeté con mis patas y me lo cojí.
  • ¡Nojodaaaas, hijueputa!!
  • ¡Segurito que a ti también te van a sacrificar!
  • No, para nada...  A mí solo me van a cortar las uñitas.

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...