Dios y los niños

Fernandito rezaba:

"Dios, si no logras hacerme un niño más bueno ni te preocupes... ¡Yo me estoy divirtiendo mucho como soy!".

*-*-*

Un domingo después del bautizo de su hermano, Jaimito sollozaba en el asiento de atrás del auto. Su padre preguntó qué le pasaba. Y el niño responde:

"El cura ese dijo que quería que ingresáramos en un hogar cristiano, pero yo me quiero quedar con ustedes".

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...