Du Yu espic inglich?

Desde que las insignias se llaman pins , los maricones gays, las comidas frías lunchs, y los repartos de cine castings, este país no es el mismo... ahora es mucho, muchísimo más moderno. 

Antaño los niños leían cuentos en vez de comics , los estudiantes pegaban posters o afiches creyendo que eran carteles, los empresarios hacían negocios en vez de business , y los obreros, tan ordinarios ellos, sacaban la fiambrera o el portacomidas al mediodía, en vez del tupper-ware. Yo, en el colegio, hice aerobic muchas veces, pero, tonto de mí, creía que hacía gimnasia.

Nadie es realmente moderno si no dice cada día cien palabras en inglés. Las cosas, en otro idioma, nos suenan mucho mejor.

Evidentemente, no es lo mismo decir bacon que tocineta, aunque tengan la misma grasa, ni vestíbulo que hall, ni inconveniente que handicap... Desde ese punto de vista, los latinos somos modernísimos.

Ya no decimos bizcocho, sino plum-cake o pudin, ni tenemos sentimientos, sino feelingsSacamos tickets, compramos compacs , comemos sandwiches, vamos al pub, nos vestimos con jeans, practicamos el rappel y el raffting, en lugar de acampar hacemos camping y, cuando vienen los fríos, nos limpiamos los mocos con kleenex; escribimos con el rollerpen y hablamos por eliPhone. 

Además muchos de ellos no tienen mapa satelital sino "Yi-pi-es"   

Esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres y han mejorado mucho nuestro aspecto, así es como las mujeres no usan medias, sino pantys y los hombres no utilizan calzoncillos, sino slips o boxers, y después de afeitarse se echan after shave, que deja la cara mucho más fresca que la loción.

En español, o mejor, en castellano moderno,  el latino ya no corre, porque correr es de cobardes, sino que hace footing; no estudia, sino que hace masters y nunca consigue aparcar pero siempre encuentra un parking .

El mercado ahora es el marketing; el autoservicio es self-service; el escalafón es ranking y el representante o administrador es manager 

Los importantes son vips, los auriculares walkman, los puestos de venta stands, los ejecutivos yuppies; las niñeras baby-sitters, y hasta nannies, cuando el hablante moderno es, además, un arribista irredento.
El arcaico aperitivo ha dado paso a los cocktails , donde se hartan a bitter y a roast-beef que, aunque parezca lo mismo engorda mucho menos que la carne. 

Algunos, sin ir más lejos, trabajan en un magazine, no en un programa. 

En la television cuando el presentador dice varias veces la palabra O.K. y baila como un trompo por el escenario la cosa se llama show y si además alrededor del escenario hay cámaras escondidas, es un reality, bien distinto, como saben ustedes, del anticuado espectáculo; si además el show es heavy es que muestra viejas encueradas. 

En los cortes de programación ya no ponen anuncios, sino spots que, aparte de ser mejores, te permiten hacer zapping.

Despues de haber estado con tu pareja en una disco de música crossover, no te atrevas a decir que era de musiquita variada; en la disco, obvio, el que pone los discos es un D.J.; allí no se toman tragos sino shots.
En febrero compras ropa, no en rebaja, sino en un sale, en la que consigues cosas cute. Ni se te ocurra decir bonitas y mucho menos, chéveres.

En fin, estas cosas enriquecen mucho.

Para ser ricos del todo, y quitarnos el complejo tercermundista que tuvimos en otros tiempos, solo nos queda decir con acento americano la única palabra que el español ha exportado al mundo: la palabra 'SIESTA.'
Espero que os haya gustado... yo antes de leerlo no sabía si tenía stress o si es que estaba ¡hasta la coronilla!

QuinHumor en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner

VídeoHumor

Loading...